sábado, 16 de septiembre de 2017

Básicos para la vuelta al cole

Con la vuelta al cole empiezan las listas de materiales: qué tenemos, qué hace falta...

Y además de alimentar la mente también debemos ocuparnos de alimentar el estómago.

Por todo ello, Estrella le ha hecho a Pablo esta bolsa para el recreo tan simpática.



Un guiño felino que guarda celosamente el bocadillo o el tentempié para el descanso de la mañana.



Y con un bordado a punto de tallo ya queda perfectamente etiquetado para distinguirse entre todos los de sus compañeros.


Los amigos no pueden faltar ni estar lejos para que la despedida del verano no sea tan dura.

Marcelina lo sabe muy bien, y por eso recreó a este amigo tan especial para su nieto Miguel.

 Aquí tenéis al original Orejotas (gracias por cedernos la foto).



Y éste es "Orejotas Junior", una versión del anterior, que vive en casa de Marce y espera a Miguel cada día con las patitas abiertas para recibir un buen achuchón después del cole.


Un trocito de tela minky (otras labores con minky), muy suave, ideal para peluches. Y pequeños retales de telas de patchwork 100% algodón para los ojos y la nariz. Unos bigote, una boquita y unas uñas bordadas...¡y listo! 

A estas abuelas tan detallistas no hay nada que se les resista.


Y para terminar, un neceser que puede sernos útil para cualquier momento y para guardar casi de todo. Es de Carmen, y no ha escatimado detalle tanto por una como por otra cara.

Aquí tenemos una casita con sus aplicaciones de ventanas, chimenea... y un jardín bordado (punto nudo, punto de tallo).



Por este lado una muñequita tan clásica y conocida como la Sunbonnet Sue en aplique recogiendo flores bordadas (punto margarita, punto de tallo).

La cremallera de puntilla siempre queda muy bien en este tipo de trabajos pequeños y contribuye a la decoración.


¡Buen fin de semana! Gracias por pasar a vernos.

sábado, 9 de septiembre de 2017

Camino...al otoño

Los caminos soleados por los que pasamos este verano aparecen más cubiertos de hojas día a día...El otoño llama a la puerta y en poco tiempo se nos colará en casa, así que lo mejor es pensar en todo lo bueno que retomamos los días fríos o lluviosos: Un buen café, chocolate o té en buena compañía... puntadas con cariño en algo que disfrutamos viéndolo crecer... una buena película en casa o en el  cine, una obra o concierto en el teatro... pintar, cantar, tocar, bailar...La lista puede ser tan larga como nuestras inquietudes o nuestras ganas de aprender.

Mientras elaboramos la lista, vamos con otra lista, la de cosas pendientes de mostraros de estas chicas que tanto y tan bien trabajan. Empezamos:
 
Camino de mesa de Ana con técnica de Log cabin (o cabaña de troncos).



Uno de sus primeros trabajos en patchwork. Ha sido un regalo para su madre.


Así de bonito y elegante luce.



Unos monederos de Bego, también para regalar.
 


Lleva dos piezas metálicas que le dan cuerpo y rigidez para que se abran y se plieguen sin perder la forma.



Llevan un imán interior para el cierre.

Con telas y colores variados quedan muy coquetos. En la variedad está el gusto :)



¡Gracias por seguirnos! ¡Buen fin de semana!

miércoles, 16 de agosto de 2017

Bordando en Redwork

Bordados que dan luz y color a los días de verano.

Hemos publicado algunas otras labores del conocido bordado redwork o bordado con hilo rojo. Esta vez recordamos brevemente su historia para presentaros nuevas labores.



Europa, Época victoriana:  El furor por el “crazy” se desvanece poco a poco y las mujeres de  clase media-baja retoman el bordado con un hilo de color rojo llamado “Rojo de Turquía” (un tinte natural que se obtenía de la raíz de una planta procedente de  Oriente medio).


En la década de 1880 el tinte Rojo de Turquía se hace muy popular, sobre todo en América, porque no desteñía y resistía el desgaste de los lavados, algo que no ocurría con otros colores.


El redwork se bordaba con puntada de tallo, un punto de bordado que por su sencillez, también fue utilizado para enseñar a coser a los niños.


Las primeras labores bordadas en redwork fueron artículos para el hogar (accesorios personales, respaldos de sillas, cojines, servilletas, toallas, etc.) desde lo útil y funcional hasta lo meramente decorativo.


Desde entonces las revistas de labores y los fabricantes vieron un filón en el negocio del redwork, y se comercializaron ruletas para marcar y puntear los patrones, diseños, estampado de telas y kits con todos los materiales necesarios. Hasta que en 1870 apareció el hierro sobre las transferencias, un método que resultaba más rápido (un hierro caliente que aplicaba el diseño a la tela).

Después de esto el redwork saltó al gran formato de colchas y edredones.

En las colchas se utilizaban bloques bordados que más tarde se unían directamente, cosidos entre sí. Las costuras solían adornarse con punto de cruz o con una tira en rojo. El acolchado era algo opcional.


Y pasó el tiempo…y llegó la década de 1920 donde ya se podía encontrar una amplia gama de colores tan divertida que el bordado dejó de ser monocromo.
 


Webs de referencia (en inglés):
http://www.womenfolk.com/quilting_history/redwork.htm
http://www.nordicneedle.net/guides/stitching-techniques-guides/redwork/

  Delantal de Dulce: Combinación de bordado con cintas y redwork.


Detalle de la cesta con los dos tipos de bordados.


Mantel de Marce: Reciclando servilletas.  Combinación de blanco y rojo.


Otras vistas del mantel...




 Detalles del bordado redwork: motivos vintage relacionadas con la buena cocina.




Gracias por la visita. ¡Feliz semana!

martes, 18 de julio de 2017

Hawái por unos minutos

Han pasado los meses... y nos ha pillado julio.

Para celebrar las buenas temperaturas nos transportaremos por unos minutos al archipiélago de Hawái con trabajos hechos a mano como estos:

Un colgador con bolsillos hecho por Carmen.


 
Las tortugas verdes marinas son tan típicas de Hawái como los volcanes. Una bonita tortuga se acerca a nado entre las hojas. 

 
El sueño de muchos turistas es nadar entre delfines. Aquí podemos tenerlos a la vista, siempre que lo deseemos, jugando entre las olas del Pacífico y sobre todo, sin condicionar la vida en libertad de estos simpáticos mamíferos acuáticos.


 El anthurium o anturio es una planta de clima tropical, que no sólo se encuentra en Hawái. Sus hojas, en forma de corazón, son muy llamativas.



Los cojines que figuran a continuación son de Marce.

Flores de hibiscus rosas-sinensis o hibisco es la flor por excelencia de Hawái, y uno de sus símbolos. Crece como arbusto y no sólo es de gran belleza, sino que también está muy extendido su uso terapéutico.


Y de nuevo, anturios...


Todas las aplicaciones están bordadas a festón, y el acolchado, dibuja con puntadas a mano el eco de cada figura, tal y como se hace en los quilts hawaianos más tradicionales.

Esperamos que el viaje os haya gustado.¡ Feliz semana a tod@s!

viernes, 14 de abril de 2017

Labores de otoño

En plena Pascua, y con un tiempo envidiable, vamos a decirle adiós al otoño con estas labores.


Empezamos con los manteles de Marcelina.


Un detalle del centro.

 

 Trabajado a mano, con bellotas y hojas de roble aplicadas a festón y rematado con una vainica ciega.


Otro modelo que luce las mismas técnicas.


La nota de color la ponen unos pajaritos que vueltan sobre dos corazones color lila.


Vamos con manteles para mesa de comedor...

También de Marcelina con aplicaciones de frutas y verduras sobre fondo color lino.



 Bellotas y hojas de roble en el centro.


 Espigas, detalle del lateral.


 Peras de uno de los bordes.



Seguimos en la mesa de comedor.

El siguiente mantel con elementos del campo es de Dulce:



Un dibujo central con casita, setas y calabazas y laterales con diferentes motivos. Todo aplicado a festón.



 Algunos detalles de los laterales.



 
¡Gracias y hasta pronto!

domingo, 2 de abril de 2017

Técnica de efecto entrelazado: bolso y neceser

Seguro que recordáis la técnica de efecto entrelazado y el curso que impartimos hace unos meses.

Algunas personas se animaron a hacer labores con esta técnica tan vistosa.

Aquí tenéis el bolso a juego con su monedero de Mar.


 Una combinación de patchwork y cuero, donde Mar puso en marcha sus conocimientos de ambas labores.


El interior del bolso...


Este neceser es de Luisa Prendes


El interior del neceser con cierre de cremallera.


Os deseamos una buena tarde de domingo y feliz inicio de semana. ¡Gracias por vuestras visitas!